2 febrero, 2016

Cursos

Cursos para niños

Edades entre 6 y 12 años

Talking About, ofrece los cursos de inglés para niños más divertidos para conseguir los mejores resultados enfocados a niños de entre 6 y 12 años.

Nuestros cursos de ingles están basados en los materiales Kids Box desarrollados por Cambridge University Press.

En Talking About nuestros grupos reducidos aseguran a los alumnos la atención necesaria que les permite mejorar constantemente sus habilidades de: speaking, listening reading and writing.

Las clases de ingles para niños de Talking About proporcionan una experiencia divertida que supone un desafió cognitivo constante que reforzado por nuestros profesores nativos son las claves del éxito de nuestros cursos.


Cursos para jóvenes

Edades entre 11 y 16 años

Nuestros niños y los jóvenes aprenden de una manera muy diferente a nosotros, y para que un niño pueda hablar inglés el ambiente es muy importante. Nuestra política de grupos reducidos y contenidos de adaptados a cada edad, ayuda a que todos los alumnos se involucren y participen de manera activa, consiguiendo una manera más natural de hablar el idioma.Hasta ahora “inglés” sólo ha sido una asignatura, pero con estas clases el idioma será una pieza fundamental en la vida de los más jóvenes, ya que verán un uso inmediato, relacionado con el estudio; pero también más allá, viajar y trabajar será más fácil y más atractivo. Las actividades de clase buscan activar sus conocimientos y aumentar habilidades, motivándoles a comunicarse de manera fluida en inglés.


Cursos para adultos

Edades superiores a 18 años

En nuestra ciudad, en nuestro trabajo, en nuestra familia, etc. la comunicación es imprescindible, y en este momento en que vivimos, el inglés es el primer idioma vehicular del mundo. Cada uno tenemos objetivos y niveles diferentes, nuestra disponibilidad también juega un papel importante, pero si has decidido mejorar tu nivel o empezar desde cero, aquí tenemos el programa que se ajusta a tus necesidades.


Cursos para empresas

inglés para empresas

Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.

También es texto una composición de caracteres imprimibles (con grafema) generados por un algoritmo de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.

Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar «macroproposiciones», unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de párrafos, etc. En contraste, las «microproposiciones» son los elementos coadyudantes de la cohesión de un texto, pero a nivel más particular o local. Esta distinción fue realizada por Teun van Dijk en 1980.1


Preparación exámenes

Preparación de exámenes oficiales

Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.

También es texto una composición de caracteres imprimibles (con grafema) generados por un algoritmo de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.

Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar «macroproposiciones», unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de párrafos, etc. En contraste, las «microproposiciones» son los elementos coadyudantes de la cohesión de un texto, pero a nivel más particular o local. Esta distinción fue realizada por Teun van Dijk en 1980.1


Clases Face to Face

Clases particulares de 1 hora de duración

con profesores nativos

Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.

También es texto una composición de caracteres imprimibles (con grafema) generados por un algoritmo de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.

Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar «macroproposiciones», unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de párrafos, etc. En contraste, las «microproposiciones» son los elementos coadyudantes de la cohesión de un texto, pero a nivel más particular o local. Esta distinción fue realizada por Teun van Dijk en 1980.1


Cursos intensivos

Cursos intensivos

Un texto es una composición de signos codificados en un sistema de escritura (como un alfabeto) que forma una unidad de sentido. Su tamaño puede ser variable.

También es texto una composición de caracteres imprimibles (con grafema) generados por un algoritmo de cifrado que, aunque no tienen sentido para cualquier persona, sí puede ser descifrado por su destinatario original. En otras palabras, un texto es un entramado de signos con una intención comunicativa que adquiere sentido en determinado contexto.

Las ideas esenciales que comunica un texto están contenidas en lo que se suele denominar «macroproposiciones», unidades estructurales de nivel superior o global, que otorgan coherencia al texto constituyendo su hilo central, el esqueleto estructural que cohesiona elementos lingüísticos formales de alto nivel, como los títulos y subtítulos, la secuencia de párrafos, etc. En contraste, las «microproposiciones» son los elementos coadyudantes de la cohesión de un texto, pero a nivel más particular o local. Esta distinción fue realizada por Teun van Dijk en 1980.1